¡Uno para todos y todos para uno!

¡Uno para todos y todos para uno! Una frase que seguramente escuchaste en varias ocasiones. ¿Qué querrá decir? ¿Que todos somos una persona? ¿Que cada persona está acompañada por el mundo entero?

Para resolver la duda, le preguntamos a diferentes personas qué palabra asocian con la frase. ¿Quieres saber que respondieron? ¡Un montón de palabras! Algunas de ellas son: compañerismo, equipo, familia, hermandad, amistad, conexión, pertenencia, comunidad. ¿Nos detenemos en esta última palabra? Comunidad. La comunidad. Una comunidad. En hebreo Kehilá. ¿Y qué es una comunidad? Es una red en la que todas las personas están conectadas, porque si bien todas son diferentes, son más los puntos en común. Porque una comunidad es como una unidad. Y para el Pueblo Judío, la comunidad es esencial. Muchos de los rituales que propone el judaísmo, sólo pueden realizarse con otras personas, esas personas que acompañan en los buenos y malos momentos de la vida. Crecer en comunidad es crecer acompañado de otras personas que se convierten en familia. Por esto, una de las cosas más bonitas del Shabat es compartirlo en comunidad, es decir, con aquellas personas que que están para uno, como uno para ellas.

¡A jugar!

Una comunidad está compuesta por personas diferentes entre sí: chicos, chicas, adultos, rubios, morochas, canosos, altas, bajitos. Pero todas ellas tienen un objetivo en común y disfrutan de los momentos compartidos.

Te proponemos que, en esta foto, encuentres a las diferentes personas que nombramos a continuación. ¡Puedes jugar con alguien y ver quién lo hace más rápido!

  • Una persona que tiene una gorra
  • Una persona que está leyendo un diario
  • Una persona que está haciendo videollamada
  • Dos personas que tienen la misma remera puesta
  • Una anciana con anteojos
  • Una persona leyendo un libro rojo
Cartoon Illustration of People Group in the Crowd